Que las mujeres embarazadas reciban Reiki suele ser una gran experiencia tanto para la madre como para el bebé. La gran cantidad de energía que se recibe en cada sesión ayuda a la madre a realizar todos los procesos físicos necesarios para el niño, disminuye el estrés de su situación, aportándole bienestar, paz y armonía, y  lo mismo ocurre con el bebé, ya que vive, siente y percibe todo lo que siente su madre, por que tienen una sensibilidad impresionante, por lo que no es extraño que se arrimen a la energía que emiten las manos de la persona que les facilita Reiki.

En la primera fase del embarazo, (de 1 a 3 meses)

Normalmente sentimos en los primeros meses, náuseas, mareos, cansancio, cambios  de humor inesperados, cambios en nuestro cuerpo que pueden llegar a ser muy molestos.

El Reiki, nos ayudará a disminuir estas sensaciones que sentimos como desagradables, para empezar a sentirnos bien con los cambios que nuestro cuerpo está experimentando. 

En la segunda fase del embarazo, (de 4 a 6 meses)

En esta fase, Nos sentimos pletóricas, que podemos con todo. Por lo que nuestro cuerpo se resiente y nos provoca cansancio, creándonos un estrés innecesario. Volviéndonos más exigentes con nuestras parejas e "insoportables" por momentos. 

En este momento, el  Reiki nos ayudará a relajarnos y a sentir a nuestro bebé que día a día va creciendo en nuestro vientre, frenando así la tensión y el estrés que no provocamos sin darnos cuenta, para empezar a sentirnos tranquilas y con una sensación de bienestar. 

En la tercera fase del embarazo, (de 7 a 9 meses)

Esta es la fase de las dudas:, “¿lo sabré hacer? ¿me dolerá? ¿Saldrá todo bien? ¿entenderé al bebe cuando llore?”, dudas normales que nos generan desconfianza en nosotras mismas, sabiendo que el nacimiento de nuestro bebé se está acercando. A partir de aquí, entramos en la fase de querer tenerlo todo preparado: la habitación del bebé, su ropa, su bañera, su carrito, la bolsa para ir al hospital, y es entonces cuando volvemos a provocarnos estrés y ansiedad por que todo esté perfecto. Y el hecho de no sentirnos tan hábiles como en la primera y segunda fase, nos vuelve a provocar sensibilidad y exigencia, por lo que muchas veces nos generamos una pequeña depresión inconsciente , que se exterioriza, ya que nuestro cuerpo ya no es el que era.  

En esta fase, Reiki nos ayudará a eliminar todas estas dudas y miedos, ya que nos equilibra y nos da más energía donde más la necesitemos, armonizando nuestros chakras y permitiendo la liberación de todas aquellas emociones que ya no nos sirven.

Y una vez que se acerca el momento del nacimiento de nuestro bebé, Reiki nos ayudará a potenciar las zonas en las que más necesitemos energías, en el momento del nacimiento. Por lo que llegaremos al parto, con más tranquilidad, serenidad y sintiéndonos preparadas para el momento más maravilloso de nuestras vidas. 

Beneficios para la madre

  • Potencia la conexión consciente del espíritu, la mente y el cuerpo de la madre con el de su hijo.
  • Conecta a mamá con mayores niveles de felicidad y alegría en su magistral proceso de gestación.
  • Minimiza las náuseas y malestares clásicos del embarazo.
  • Prepara físicamente a la madre para el trabajo del parto y  el nacimiento.
  • Restaura la armonía y equilibrio del cuerpo ante los cambios hormonales.
  • Armoniza nuestros chakras influyendo directamente en  todo el sistema endocrino a nivel energético.
  • Alivia los dolores lumbares.
  • Mitiga la inflamación y sensación de pesadez en piernas y pies.
  • Llena de energías positivas a la madre y a su bebé.
  • Regula los niveles de ansiedad, llenando de confianza y seguridad a mamá.
  • Contribuye a eliminar el estrés y la fatiga.
Beneficios para el bebé
  • Se establece una conexión amorosa desde el Alma entre la madre y su hijo.
  • Propicia nacimientos saludables y sin complicaciones.
  • Son bebés más tranquilos y equilibrados emocionalmente.
  • Bebé recibe la calma, felicidad, paz y buenas energías que genera mamá gracias al Reiki.
Si estás embarazada y deseas comenzar alguna terapia holística, en Kumara, te recomendamos el Reikipara tener un equilibrio entre tu espíritu, cuerpo y mente. Recuerda que el bienestar de tu bebé depende de ti.

Publicado: 1 de Septiembre de 2016