La arcilla verde tiene numerosas aplicaciones terapéuticas en la piel gracias a sus propiedades desinfectantes, desintoxicantes, depurativas y calmantes. Está especialmente recomendada para pieles grasas o acné porque la arcilla verde tiene una mayor capacidad para absorber impurezas de la piel y para desinfectar. La mejor forma de aplicarla es en forma de mascarilla:

  •  Mezcla la arcilla verde pura en polvo con agua, hasta que obtengas una consistencia cremosa. Aplica la mezcla en al piel y deja actuar durante 20 min aproximadamente. Luego retira con agua abundante, tonifica la piel con un hidrolato y, por último, utiliza tu cosmético natural para hidratar y nutrir. 
  • Combina la acción de la arcilla verde con otros ingredientes naturales para  que refuercen el tratamiento que quieras llevar a cabo. Los mejores son los aceites vegetales y esenciales, y en Kumara podemos ayudarte a saber que es lo que tu piel necesita.
Propiedades
    • Depura las capas más profundas de la piel
    • Estimula la limpieza linfática
    • Ejerce un poderoso efecto antiinflamatorio y refrescante
    • Impide la proliferación de bacterias
    • Limpia las heridas de gérmenes y bacterias
    • Tiene un gran poder cicatrizante
    • Calma el dolor
    • Es antiinflamatoria
    Mas información y venta AQUÍ

    Publicado: 8 de Agosto de 2016