El aceite de jojoba se extrae de una planta arbustiva originada del desierto de Sonora y del desierto de Mojave. Se extrae por el prensado de sus semillas, que son los frutos secos. El aceite de jojoba no es realmente un aceite, sino una cera líquida. En su compleja composición hay un 96% de ceramida, lo que hace que resulte extremadamente estable al calor y a la oxidación, conservándose perfectamente con el paso del tiempo y manteniendo íntegras sus propiedades. Las ceramidas son sustancias que recubren las células de la epidermis regulando su hidratación. Las ceramidas del aceite de jojoba.

Propiedades:

  • Regula la grasa de la piel
  • Ayuda expulsar el sebo retenido
  • Gran humectante
  • Regenerador
  • Protector del cuero cabelludo
  • Regula la producción de caspa y seborrea
  • Devuelve al cabello su brillo natural

Indicaciones:

  • Para nutrir e hidratar la piel diariamente, usándolo solo o mezclándolo con otros aceites vegetales y esenciales, según la necesidades de tu piel.
  • Para desmaquillar tu piel, sobre todo, en pieles grasas y acnéicas.
  • Para hacer mascarillas faciales, con arcillas o frutas
  • Para exfoliar, mezclando la jojoba con sal del Himalaya o arcilla, ya que estimularás el crecimiento y regeneración celular de la epidermis, proporcionándole nutrientes esenciales.
  • Para pieles grasas
  • Para pieles acnéicas
  • Para cabellos estropeados
  • Para excemas
  • Para soriasis
  • Para quemaduras solares

Mas información y venta

AQUÍ

Publicado: 8 de Agosto de 2016