El nombre Caléndula proviene del latín calendae (calendario) que designa el primer día de cada mes. Con este nombre se hace referencia a la floración que prácticamente se produce todos los meses del año, incluso en los meses de invierno se esté no extremadamente frío. Se obtiene por maceración, es un poderoso regenerador de los tejidos, ideal para pieles muy sensibles y para los niños. Indicado para la dermatosis, rozaduras o como hidratante para después del baño. Los compuestos de la hierba incluyen triterpenos (anti-inflamatorios) y flavonoides. 

Propiedades:

  • Antiinflamatorio
  • Cicatrizante
  • Calmante
  • Hidratante
  • Regenerante celular
  • Suavizante de la piel
  • Antiséptico

Indicaciones:

  • Para nutrir e hidratar la piel diariamente, usándolo solo o mezclándolo con otros aceites vegetales y esenciales, según la necesidades de tu piel, sobre todo en pieles sensibles para calmarlas y regenerarlas
  • Para desmaquillar tu piel
  • Para hacer mascarillas faciales, con arcillas o frutas
  • Para exfoliar, mezclando el argán con sal del Himalaya o arcilla, ya que estimularás el crecimiento y regeneración celular de la epidermis, proporcionándole nutrientes esenciales
  • Hidratante para la piel del bebé.
  • Para pieles secas y agrietadas.
  • Como loción para después del afeitado
  • Para irritaciones cutáneas, heridas, quemaduras y excemas.

Más información y venta

AQUÍ

Publicado: 9 de Agosto de 2016